agosto 16, 2018

R'lyeh

MISTERIOSO HALLAZGO DE UN BUQUE ABANDONADO EN ALTAMAR

El Vigilant llega a puerto remolcando un yate armado de Nueva Zelanda.
Un superviviente y un muerto encontrados a bordo.
Historia de una desesperada batalla con muertes en alta mar.
El marinero rescatado se niega a adar detalles de tan extraña experiencia.
Misterioso ídolo encontrado en su posesión.
Se inician las investigaciones.


"El superviviente tenía apretado en sus manos un hobrrible ídolo de piedra de origen desconocido [...].
Este hombre tras recrobrar el sentido, contó una historia de lo más extraña de piratería y de muertes [...] iba de segundo piloto en la goleta de dos palos Emma de Auckland, que había zarpado con destino a El Callao [...].
La Emma, dijo, se demoró y se desvió considerablemente hacia el sur en su rumbo por el gran temporal del 1 de marzo [...] ese mismo mes se cruzó con el Alert [...]. El capitán Collins se negó a obedecer la orden de virar en redondo, y la extraña tripulación abrió fuego contra la goleta sin previo aviso [...].
Los hombres del Emma opusieron resistencia [...] se las arreglaron para acercarse al enemigo para abordarlo, entablando lucha en la cubierta del yate [...].
Tres hombres de la Emma, incluidos el capitán Collins [...] murieron; los ocho restantes [...] siguieron navegando en el yate capturado reanudando su rumbo original para ver si había alguna razón por la que les habían ordenado virar en redondo.
Al día siguiente desembarcaron en un islote, aunque éste no figuraba en sus cartas; allí murieron seis de los hombres [...]."

[. . .]

"Tras convencer a la viuda de que mi relación con  los 'asuntos técnicos' de su marido era suficiente como para autorizarme el acceso a su manuscrito, me llevé el documento y comencé a leerlo en el barco que me llevaba de regreso a Londres.
[...], una vez que el yate capturado estuvo bajo el mando de Johansen, los hombres vieron un gran pilar que surgía del mar [...], avistaron una costa, mezcla de negro barro, légamo, y ciclópea albañilería cubierta de algas que no podía ser sino la materialización del supremo terror del mundo: la pesadillesca ciudad-cadáver de R'lyeh[...]. Allí, yacían el gran Cthulhu y sus hordas, ocultos en criptas verdosas y cubiertas de légamo, desde donde enviaban [...], los pensamientos que infundían miedo a los sueños de quienes poseían una naturaleza sensible, y llamaban imperiosamente a sus fieles para que acudiesen en peregrinaje de liberación y restauración.
Creo que solo emergió de las aguas una simple cima de montaña [...].Cuando pienso en las dimensiones de lo que puede estar latente allí abajo, casi me dan ganas de quitarme inmediatamente la vida."

fragmentos de la parte III. La locura del mar - La llamada de Cthulhu

No hay comentarios:

Publicar un comentario