noviembre 05, 2015

_

Vincent Lee    [El Médico]

Un graduado en medicina de Yale, Vincent se ha mudado recién a Arkham desde Boston para ejercer en el hospital St. Mary. Desde que llegó a Arkham, ha visto más que demasiadas horribles e inexplicables muertes – una víctima mayor fue destrozada por animales salvajes desconocidos, una mujer joven sana cuyo corazón explotó, y muchas otras. Sus rostros embrujaban sus sueños, especialmente la expresión aterrorizada de aquel hombre joven. Después de todo esto, poco sorprendía que Vincent comenzara a cuestionarse si había algo siniestro sucediendo en este tranquilo pueblo de Massachusetts.

Esta noche el doctor Lee toma la decisión de investigar los misterios de Arkham y detener las extrañas muertes. Está decidido a ver a través de esto, incluso si haciéndolo se convierte en otro puzzle para el siguiente médico que venga a Arkham.

Arkham Horror ______



Después del tercer o cuarto cuerpo mutilado aparecido durante su estancia en el Hospital St. Mary en Arkham, Vincent Lee comenzó a sospechar que esto no era un simple caso de ataque de animales salvajes. Cuando un hombre joven murió gritando en sueños por un estallido del corazón, Vincent supo por un hecho que tiempos oscuros estaban por venir. Tomando una excedencia de su puesto en el hospital, se ha propuesto aliviar el sufrimiento de aquellos afligidos por el caos que se extiende, esperando que el rastro de cuerpos le conduzca a las respuestas que anhela. 

"Encontraré las respuestas, incluso si eso me mata."

Eldritch Horror______


 
 [Carta Historia Personal]
 

Sin hacer Daño El Doctor está en Consulta Qué he Hecho?

A pesar de que tal asunto normalmente podría dejarse en manos de la policía, Vincent sintió que le debía a sus pacientes el rastrear hasta su origen las extrañas muertes en Arkham.
El sentarse y no hacer nada era simplemente demasiado ajeno a su pensamiento. Sólo tenía que ser cauto y llamar a las autoridades si las cosas se ponían demasiado calientes para manejarlas.
El Doctor Lee examinó la herida de nuevo con un suspiro de alivio. Su paciente estaría bien, y el origen de las heridas parecían consistentes con sus recientes descubrimientos. Si se movía lo suficientemente rápido, podría deshacerse del foco de esta vil infección de una vez por todas. Vincent secó el sudor de su frente con su mano ensangrentada. "Tenía que defenderme," le dijo al cuerpo inmóvil. Pero había roto su más sagrado juramento de proteger la vida, y se odiaba a sí mismo por haberlo hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario