octubre 25, 2015

_

Daisy Walker   [La Bibliotecaria]

Los libros siempre han sido la cosa más importante en la vida de Daisy. Empezó a leer historias de horror a corta edad, emocionándose desde el terror de Edgar Allan Poe hasta el Drácula de Stoker. Exploró en la ficción lo que aborrecía en vida: horror, violencia, miedo.

Entonces, se topó la edición del Necronomicon de John Dee. Era macabro en verdad. Era blasfemo también, impío, y demasiado horrible para ser real. Frankenstein y “El Cuervo” fueron olvidados. Los escalofríos que recorrían la espina de Daisy no fueron sino aquellos de un placer prohibido. Un nuevo horror nació en su mente, un terror de que tales cosas pudieran ser.

Hubo más libros después de ese – De Vermiis Mysteriis, Cultes des Goules – cada uno peor que el último. Los leyó todos con creciente pánico. Podrían ser reales? Podrían las cosas de las que hablaban ser verdad?
Ahora lo sabe. La cosa que apareció en la biblioteca era algo sobre lo que había leído en el Ponape Scripture. Si la cosa era real, entonces todo sobre lo que había leído podía ser real… en cualquier caso Daisy es la única que sabe cómo detenerlo.

Arkham Horror ______


Daisy trabajaba en la biblioteca de la Universidad Miskatonic, bajo la supervisión del reputado erudito Henry Armitage. Pronto se convirtió en una experta de la colección de textos extraños y ocultos de la facultad, dominando la oscura temática y los idiomas arcaicos. Mediante sus estudios, llegó a creer que la humanidad se enfrentaba a una amenaza inminente. Armitage cree que sus conclusiones son ciertas y la ha enviado a Estambul para que prosiga su investigación. Tiene la esperanza de descubrir algún modo de rescatar a la humanidad de su inevitable perdición.

“Conozco libros tan poderosos que pueden reescribir la realidad.”

Eldritch Horror ______



[Carta Historia Personal]
 

El Libro Perdido Libro de los Secretos Mejor dejarlo sin Leer

Daisy luchó para controlar su pánico. "Fué entregado dentro de una caja grande esta mañana. Estaba sobre mi escritorio".
Carol se encogió de hombros. "Lo siento señorita Walker, pero no vi nada. Ha sido un día realmente ocupado".
"Tienes alguna idea..." Se detuvo. Cómo podría tener conocimiento Carol cuán peligroso podría ser ese libro? "Olvidalo, Carol. Lo buscaré."
Las paredes estaban cubiertas con notas y dibujos. Daisy entró cautelosamente, hundiendo un tobillo en una capa profunda de papel arrugado y rasgado. Hubo un ruido sordo de madera hueca al patear la caja que una vez alojó el libro. Rápidamente comenzó a apartar el papel hasta que, por fin, el antiguo libro fué recuperado. Daisy se sorprendió de qué facilmente el libro perdido fué recuperado. Fué casi como si alguien quisiera que ella lo encontrará, o el libro mismo quisiera ser encontrado. Sin pensarselo, abrió el libro en la primer página y comenzó a leer un lenguaje con el que no estaba familiarizada. Después de eso sus recuerdos se volvieron inciertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario